Home Preguntas Frecuentes General Simbolos de Lavado
Simbolos de Lavado PDF Imprimir E-mail
Escrito por tintorería alcis   
Domingo, 25 de Octubre de 2009 15:21

 




La lana, el algodón, la seda, el lino, la viscosa, la poliamida o el poliéster, son algunas de entre las numerosas clases de fibras textiles. La elección de una u otra fibra depende de la utilización prevista: prendas de vestir exteriores o interiores, lencería de hogar, o si se da mayor o menor importancia al precio, o a que el género sea de abrigo o fresco, o resistente o no, etc.

Existen fibras naturales que pueden ser de origen vegetal (algodón, lino...), de origen animal (lana, seda...), y de origen mineral o inorgánico (amianto, carbón...). También existen fibras químicas (viscosa, poliamida, acetato...) cuya fabricación se ha ido incrementando desde la Primera Guerra Mundial debido a la escasez de fibras naturales que se produjo en ese momento.

A la hora de poner a la venta un artículo textil hay que tener en cuenta la importancia de la información que del mismo se ofrece al consumidor. Es decir, el etiquetado del artículo.

 


ETIQUETADO DE COMPOSICIÓN

 

El etiquetado de una prenda informa de la composición de su tejido en forma porcentual, y de las condiciones que se requieren para su conservación (lavado y secado). Esta última información no es obligatoria, pero la mayoría de los fabricantes la incluyen en sus artículos a fin de que el consumidor valore y compruebe lo que en realidad está comprando, y sepa cuál es el mejor tratamiento para conservar la calidad del artículo que acaba de adquirir, durante mayor tiempo.

La información que obligatoriamente debe recoger una etiqueta es la siguiente:

  • Nombre o razón social o denominación del fabricante, comerciante o importador y el domicilio.
  • Número de Registro Industrial (NRI) para fabricantes nacionales.
  • Número de identificación fiscal (NIF) del importador para países no pertenecientes a la CEE.
  • Composición del artículo teniendo en cuenta lo siguiente:
    • Sólo se aplicarán los términos ''100 por 100'', ''puro'', ''todo'' seguidos de la denominación de una fibra para designar productos textiles compuestos exclusivamente de esa fibra.
    • Todo producto textil compuesto de dos o más fibras en que ninguna de ellas represente el 85% del peso total en la prenda, será designado por la denominación y el porcentaje en peso, por lo menos de las dos fibras con porcentajes más elevados enumerando luego las demás fibras, en orden decreciente según su porcentaje en peso, con indicación o no de este porcentaje.

Esta información debe figurar en castellano, con caracteres legibles y visibles.
Algunos ejemplos de cómo se debe etiquetar una prenda en cuanto a su composición, se encuentran en el siguiente cuadro:

 

ARTÍCULO

EJEMPLO

DENOMINACIÓN

PURO

Artículo formado sólo por algodón

100 por 100 algodón
o bien ''Puro algodón''
o bien ''Todo algodón''

MEZCLA

Un componente llega al 85%

Artículo formado por el 86% de algodón, 9 % de lino y 5% de viscosa

''Algodón 86%''
o bien ''Algodón 85% mínimo''
o bien ''Algodón 86%, lino 9%, viscosa 5%'' (de mayor a menor)

Ningún componente llega al 85%

1) Artículo formado por 50% de lana, 25% de poliéster, 9% de viscosa, 8% de angora y 8% de poliamida



2) Artículo formado por 50% de lana virgen y 50% de fibra acrílica

''Lana 50%, poliéster 25%, viscosa 9%, angora 8%, poliamida 8%'' ( de mayor a menor);
o bien: ''Lana 50%, poliéster 25%, otras fibras 25% (pues ninguna llega al 10%)''

Lana virgen 50%
Acrílica 50%

 

LANA: protege del frío porque proporciona un aislamiento térmico elevado. Tiene gran poder absorbente, es elástica. Tiene gran calidad y tendencia a apolillarse, amarillearse, apelmazarse y encoger.


ALGODÓN: gran poder absorbente, no se apolilla. Resistente al calor en el lavado. Tendencia a arrugarse.


LINO: da sensación de frescor. Es resistente a la suciedad y de tato agradable. No acumula la electricidad estática, y tiene fuerte tendencia a arrugarse.

 


ETIQUETADO DE CONSERVACION DE LAS PRENDAS


1. SÍMBOLOS DE LAVADO Y PLANCHADO


2. SÍMBOLOS DE SECADO

ETIQUETADO DE ALGUNOS ARTÍCULOS

. HILADOS: el etiquetado ha de figurar en las cajas o envoltorios en que se ponen a la venta. En las cajas tiene que constar el número de unidades que contiene cada envase.

Si se vende por unidades y su peso es igual o superior a 40 gramos, el etiquetado debe figurar en cada unidad junto con su peso en gramos o el número de metros de hilo. (Se admite una tolerancia de ± 5 por 100).
Este etiquetado se podrá incluir sólo en las cajas o envoltorios cuando el tamaño del artículo sea muy pequeño.

. MANTAS, ALFOMBRAS, TAPICES, VISILLOS, CORTINAS Y SIMILARES QUE SE COMERCIALIZAN POR METROS:  cada pieza debe tener su etiqueta en los dos extremos de la misma, en el plegador o en el bastidor. Para las alfombras y tapices, a la hora de detallar su composición, no se tendrá en cuenta el tejido de base.

. MANTAS, ALFOMBRAS, TAPICES, VISILLOS, CORTINAS Y SIMILARES QUE NO SE COMERCIALIZAN POR METROS: cada unidad debe tener su etiqueta cosida.

. PASAMANERÍA, ENCAJES Y BORDADOS: al igual que ocurría con los hilados es suficiente que el etiquetado figure en la caja o envoltorio indicando el número de unidades, medida o peso de cada unidad.

. ROPA PARA VESTIR: Si un producto textil está formado por varias partes que tienen distinta composición (por ej. una falda y su forro) cada una de ellas debe llevar su etiqueta de composición. Esto no es obligatorio para las partes que representen menos del 30 por 100 del peso del producto, excepto para los forros principales. Cuando dos o varios productos textiles formen de modo usual un conjunto inseparable y tengan idéntica composición de fibras, podrán ir provistos de un solo etiquetado.

. TEJIDOS: el etiquetado es obligatorio en cada pieza, y puede estar tejido o impreso sobre la pieza o en el orillo, cada tres metros, o mediante etiqueta adherida en ambos extremos de la pieza o en el plegador, de tal forma que mientras que el artículo permanezca a la venta, ha de ser visible siempre.

. TEXTILES DEL HOGAR Y ROPA DE MESA Y CAMA: cada prenda debe llevar una etiqueta de naturaleza textil cosida a ella. Si se venden dentro de una caja o envoltorio, el etiquetado debe figurar en ésta, junto con el número de piezas que contiene. Únicamente quedan excluidos de lo anterior los juegos de ropa de mesa, en los que sólo es necesaria una etiqueta en la pieza principal.

Algunos productos no tienen obligación de llevar una etiqueta adherida y como ejemplos podemos dar: las cremalleras, botones y hebillas forrados de material textil, tapas de material textil para libros, cubre cafeteras, cubre teteras, acericos (almohadillas para clavar alfileres), etc.


NORMATIVA

 En materia de etiquetado y composición, se aplica el Real Decreto 928/1987, de 5 de enero sobre Etiquetado y Composición de Productos Textiles (BOE de 17 de julio de 1987),  modificado por el Real Decreto 396/1990, de 16 de marzo (BOE 27 de marzo de 1990), y el Real Decreto 1748/1998, de 31 de julio (BOE de 27 de agosto de 1998).

Última actualización el Martes, 14 de Febrero de 2012 22:04